logo facebook

MARÍA FERNANDA BENAVIDES

310 253 4615

¿Qué es el plasma facial?

Probablemente hayas oído hablar de los tratamientos faciales con plasma rico en plaquetas (PRP). El proceso básico comienza al extraer sangre de tu cuerpo y luego se usa una centrifugadora para separar los glóbulos rojos. El plasma rico en plaquetas restante es el que se usa en este proceso facial.

El plasma facial es un procedimiento sencillo y efectivo

En pocas palabras, un tratamiento facial con PRP utiliza las plaquetas y el plasma de tu propio cuerpo para devolverle juventud y belleza a tu rostro. Los elementos naturales presentes en tu propio plasma se aplican en la cara, bajo la piel, durante un procedimiento breve.

Una vez que el plasma está adentro, comienza a hacer su trabajo de rejuvenecer todo el rostro, tensar las áreas arrugadas y suavizar el aspecto general. Es capaz de hacer eso porque los componentes esenciales del PRP estimulan el crecimiento de colágeno.

Algunas personas optan por tener solo un tratamiento de plasma facial, mientras que otras se someten a una serie regular de procedimientos. Cuanto más a menudo te hagas un tratamiento facial con PRP, más durarán los resultados de cada tratamiento, que es de tres a seis meses.

¿Cuáles son las principales ventajas del plasma facial?

        ·       Realmente transforma el aspecto de tu piel de manera positiva.

        ·       No hay posibilidad de una reacción alérgica porque el plasma proviene de tu propio              cuerpo. 

        ·       El dolor y la incomodidad son mínimos y el procedimiento es corto.

¿Cómo es exactamente el tratamiento?

Como contábamos, se toma una pequeña muestra de tu sangre y se coloca en una centrifugadora para aislar el plasma y las plaquetas de los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos no se utilizan en el procedimiento. Este plasma rico en proteínas es lo que ayuda a estimular la producción de colágeno cuando se aplica en la piel de la cara.

Generalmente se usa una crema tópica para adormecer la piel unos 20 minutos antes del tratamiento.

Generalmente, se realiza una primera infusión con ácido hialurónico para asegurar que la piel esté completamente hidratada y libre de pigmentaciones.

El plasma se esparce por todo el rostro antes del siguiente paso del proceso.

Luego se utiliza un dispositivo de microagujas en la frente, las mejillas y otras partes de la cara para asegurarse de que la sustancia rica en proteínas pueda penetrar profundamente en la piel.

Las microajugas en sí mismas ayudan a estimular el crecimiento de colágeno, por lo que cuando se usa junto con una infusión de PRP, obtienes un doble efecto de refuerzo de colágeno.

Para las líneas profundas y otras áreas de la piel del rostro, se pueden usar rellenos o toxina botulínica para tratar la piel con falta de volumen y las arrugas pequeñas.

¿Quieres conocer más acerca del plasma facial? En Medicina Estética Benavides contamos con una serie tratamientos especializados para devolverle a tu rostro su belleza y armonía. Ponte en contacto con nosotros y déjanos ayudarte a conservar tu juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *